La primera pregunta al adoptar a un minino bebé siempre es: ¿Qué comerán? Es claro que una buena alimentación es clave para el crecimiento y buen desarrollo de estos pequeños en sus primeros meses de vida.

Un minino recién nacido necesita pasar las primeras 8 a 10 semanas con su madre por dos principales razones:

  • Durante las 3 o cuatro primeras semanas los gatos bebés dependen únicamente de la leche de su madre.
  • Necesitan aprender a socializar, este proceso se da exclusivamente con su madre y hermanos.

Alimentación

No te preocupes, todo saldrá bien. Sigue estos tips y tu minino crecerá grande y fuerte:


A partir de la 4ta semana podrás ofrecerle alimento húmedo, será difícil para él comerlo al principio. Minino® Baby es una gran opción para ser los primeros bocaditos de tu minino. Te recomendamos triturar un poco las croquetas y humedecerlas con agua.


Semana 6, prueba con el alimento seco, es momento de que tu pequeño conozca la textura de sus croquetas favoritas.


Tu minino está en pleno crecimiento, por lo tanto es necesario que coman varias veces al día en pequeñas porciones. Pero solo sírvele cuando sea su tiempo, no es bueno mantener su plato lleno y que tenga acceso a él.


No olvides siempre dejar su depósito de agua lleno con agua fresca para que pueda hidratarse las veces que necesite al día.

¿Cómo elegir un buen alimento?

  1. Los mininos son carnívoros, elige un alimento que cuente con pavo, pollo, res o pescado.
  2. Necesitan un gran aporte de proteínas al inicio y durante su vida.
  3. Para que se desarrolle correctamente, elige Minino® Baby como su alimento de cabecera, su 36% de proteína y delicioso sabor lácteo lo ayudarán a crecer grande y sano.