Durante las primeras semanas de vida, la mamá minina de tu pequeño será la encargada de cuidarlo y gracias a la leche materna, su sistema inmune se fortalecerá. Aunque a pesar de esto, es necesario que un especialista conozca a tu baby para iniciar el seguimiento de su salud y desarrollo.

Desparasitación 

Es esencial desparasitar a tu baby, a partir de la segunda semana es un buen momento para hacerlo y posteriormente será necesario hacerlo cada dos semanas.

Primer chequeo

En esta primera revisión el veterinario examinará el estado nutricional de tu pequeño, así como su pelaje. También revisará mucosas, dientes, oídos, auscultará su corazón y pulmones. Asimismo medirá su temperatura corporal y administrará las vacunas pertinentes o incluso hará una prueba de leucemia para poder inmunizarlo más adelante. 

Esta y las próximas visitas al veterinario son esenciales, ya que podrás darle un seguimiento puntual a su salud. Además, es muy importante que tu baby se familiarice con el entorno de la clínica, la sala de espera, los olores desconocidos y el procedimiento de los chequeos. Esta habituación temprana evita que tu minino se resista y estrese en el futuro.

El veterinario también te informará sobre la alimentación ideal para él, Minino Baby o Minino Plus® Baby son excelentes por su alto contenido en proteína y sus ingredientes selectos. Igualmente llevará un control de su  desarrollo y crecimiento con ello podrá plantear su esquema de vacunación y esterilización. Por lo tanto, las visitas con tu especialista felino durante los primeros meses de tu baby son de gran importancia no solo por precaución, sino también para prevenir posibles problemas que puedan aparecer posteriormente.